Esos sevillanos felices por la huelga de LIPASAM

 Me contaba ayer un buen amigo que se dedica a la chatarra que estaba contentísimo con la huelga de LIPASAM, me dice que nunca había habido de todo en tantos sitios, – hasta frigoríficos, me decía entusiasmado – y el no tener que ir corriendo y peleándote por la mejor chatarra es una maravilla;pero sin duda lo mejor  era que por primera vez en todos sus años de honrada profesión la gente no le observaba con recelo al rebuscar en la basura sino con  alivio en las miradas de unos ciudadanos que hasta jaleaban y animaban a que se llevara más de la cuenta, sabedores que con ello rebajan el nivel de las montañas de mierda que se acumulan ya tras 10 dias de Huelga. En el mundo de rapiña y bajos fondos de mi amigo nunca habían sentido el agradecimiento ciudadano por lo que se le antojaba casi como una labor cívica.

Le pregunto que hacia donde se dirige y me confirma que vamos en la misma dirección, asi que juntos, charlando de todo un poco, nos acompañamos en nuestro circunstancialmente común caminar, yo hacia mi casa y él hacia la galima corsaria en que se han convertido las calles de Sevilla.

Enfilamos San Francisco Javier buscando  “la chatarra de los payos ricos”  y es que hasta en el mundo de la depredación del sobrante consumista hay clases y privilegios. Todo esta perfectamente organizado en una vida en que las reglas aun significan algo y evitan incidentes entre honrados rebuscadores que de no ser asi podrían terminar como el rosario de la Aurora.

Sorprende a medida que me descubre este mundo fascinante y desconocido lo civilizado que es todo. En la selva no se ataca si no es para sobrevivir y aquí, en esa extraña frontera donde se mueven los apartados del sistema todo el mundo sabe atenerse a las consecuencias de sus actos o de sus palabras; la frontera no es sitio para pusilánimes y aquí como se dice “la navaja solo se saca si se está dispuesto a usarla”. Tonterias, chulerías y vaciladas las justas y necesarias, osea ninguna, que además para eso ya están los niños pijos de los Remedios y Nervion que se meten en las Vegas buscando emociones fuertes y su dosis de coca, inconscientemente valientes en un mundo tan distinto al que sus urbanizaciones amuralladas y cerradas al mundo exterior les acostumbran y que nada tienen que ver con la realidad que se vive fuera de ellas. Carne de cañón malcriada entre algodones y estancias en el Club Nautico que,  sin excepción, termina desplumada en el mejor de los casos o meándose encima cuando la deuda con el narco no la cubre ni el AUDI que misteriosamente le robaron a su padre sin que nadie se diera cuenta de nada gracias –claro- a la inestimable ayuda del hijo que abrió la puerta del garaje y lo que hiciera falta con tal de que no le pegaran un tiro por imbecil.

Copyright EL PAIS

Copyright EL PAIS

A la altura de los Edificios URBIS, frente al edificio Catalana Occidente , hacemos una parada técnica. Deja bien situado el carro “para no molestar a nadie, que la buena educación no está reñida con ser pobre” me dice mientras se coloca un cigarro en la boca y con el colmillo goteando y la mirada fija observa a lo largo de la calle Camilo José Cela algo que le ha llamado la atención. No habla, como buen depredador en busca de su presa cierra levemente los ojos y se coloca la mano izquierda a modo de visera. Ahorra en palabras. Sigo el curso de su mirada, a lo largo de la calle solo soy capaz de identificar cuatro zonas de residuos amontonados donde las bolsas negras, azules y amarillas  asemejan las resultantes de un caleidoscopio formando curiosas estructuras.

– ¡Mira!. Me señala en dirección a la acera derecha. ¡ Alli, allí!, vamos corre.

Yo no conseguía ver nada que no fuera otra montaña de mierda y plástico, pero el ojo clínico del que se gana la vida entre nuestra basura había sido capaz de detectar algo que por la excitación y la prisa debía ser valioso.

Acelera el paso y yo con el, no quiero perderme el maravilloso tesoro . Me mete prisa ya que teme que alguien, antes que él, lo localice y se lo apropie. Como ya dije antes este es un mundo donde las reglas aun significan algo y la más sagrada es que el primero que llega se lo queda. Sin remilgos impropios a su casta se abre camino entre la montaña de bolsas de basura hasta que deja al descubierto una lavadora que, juro que estaba completamente tapada, ha descubierto con la visión que solo te puede dar el instintos de supervivencia. Con mas asco que él le ayudo a subir la lavadora a su carro, un artilugio formado por una bici soldada a un carro con el que recorre las calles de Sevilla.

Mi amigo esta feliz y satisfecho.

-Por esta me dan lo menos 30 euros.

Treinta euros, pienso, es el precio de la pobreza. 30 euros por reventarse entre basuras y empujando un carro entre las miradas , hoy al menos no despreciativas, de aquellos que no nos ha tocado sufrir la vida de frontera, una vida en la que 30 euros por empujar a cojones un carro con 70 kilos de hierro marca la diferencia entre poder o no alimentar a tu hijo.

– Bueno P., aquí nos despedimos.

– Mu bien hermano, pues yo sigo mi camino que todavía me queda una vueltecita más antes de llevarme to esto pa tras.

Me regala un abrazo, sincero y cálido al que correspondo. En ese momento una señora emperifollada como solo se le ocurriría a una mujer florero de la Buhaira  para bajar a tirar la basura pasa al lado de mi amigo y ante su olor pone una cara de profundo asco, un asco de clase, milenario. Y es que, como se imaginarán, su cuerpo traslada el olor profundo del que se gana el sustento entre contenedores.

Imagino que esa señora con cara de lerda que no sabe hacer la o con un canuto, nunca habrá olido como mi amigo. Tampoco  los Barcenas con sus sobres habrán olido así ( con ese pelo siempre peinado a la perfección y esos trajes deslumbrantes con los que aparece como quien no quiere la cosa a la puerta de su casa esperando el taxi). Tampoco Zoido con su posición Teacheriana de no ceder (diga lo que diga el ABC) ante las legítimas reivindicaciones de la plantilla de LIPASAM;  él nunca habrá sudado tanto como mi amigo empujando su carro por 30 euros de mierda. N

Ese  olor profundo de mi amigo  es, en esta triste España que nos ha tocado vivir de Monarcas incapaces, Ministros incompetentes y gobernantes corruptos, un olor de dignidad.

Dignidad del que transita en el abismo porque no le quedan más cojones mientras otros solo nos asomamos. El olor de la mierda, de lo sucio, de lo indigno,  es el que destilan las cuentas putrefactas del PP en Suiza como lo fueron del PSOE con FILESA o los EREs. La gentuza no huele como mi amigo, huele como los Urdangarines de turno o los despachos perfumados y repletos de hijos de puta de Plaza Nueva.

– Que lastima de guillotina que nos perdimos, amigo. Le digo.

-¿ Guillo que?.

– Nada, cosas mias.

Mi amigo sonríe quitando importancia al gesto de antes mientras avisa a un compi de la calle del montón de chatarra que aun queda por descubrir entre la montaña de diez dias de basura en “los barrios de payos ricos de la ciudad”. Me descubre asi, en medio de la terrible realidad de explotación y salvajismo que se concreta en su persona, la felicidad que otorga la ignorancia y la necesidad y la otra cara de la pobreza. La de la marginalidad y la criminalidad es una, si; pero también hay otra, la de la solidaridad más absoluta, donde entre iguales que nada tienen nunca falta una ayuda o un mendrugo de pan para regalarle al que ni  eso puede presumir de llevarse a la boca.

Anuncios
Cita

«La Junta ha gastado 16 millones para pagar los derechos de autor de los pañuelos palestinos que usan los progres” Antonio Burgos

El autodesignado cronista hispalense y amante de gatos, Don Antonio Burgos, usa hoy su columna de ABC para criticar la presencia de Diego Valderas en Cisjordania  y los 16 millones de euros en ayuda humanitaria ( que no en pañuelos palestinos) que lleva invertidos la Junta en una zona tan necesitada de ayudas al desarrollo. Con su fino estilo habitual tira de estereotipo y borda su crónica bienpagá. ¡ Que manejo de la ironía maestro!

Pero  D. Antonio ha elegido un día complicado para despotricar sobre proyectos de cooperación de millones de euros y menos cuando se pretende reprender a la Junta por no invertirlos en Andalucía; justamente hoy cuando El Mundo (su anterior casa) publica un capítulo más de la red de financiación ilegal del Partido Popular con los más de 10 millones  de euros que Luis Barcenas asegura que repartió en mensualidades y prebendas entre la dirigencia del PP.

Mal día para que D. Antonio desempolve el ábaco y se ponga a echar cuentas, no vaya a ser que en unos días salga en los papeles de su anterior diario ( en el que no le quedan muchos amigos) esas cajas de zapatos repletas de papelitos de colores que guarda bajo la cama. A ver si al final va a resultar que algo de los famosos 10 millones “en sobrecitos” de Barcenas se han ido en pagar no pañuelos palestinos sino  mollate de Huelva  y chucherías para gatos.

En defensa de la Libertad

La movilización ha llegado a la enseñanza privada andaluza, los motines, pancartas, concentraciones, recogidas de firmas, novenas y pasacalles se han instalado en la otrora Institución y fortaleza moral de los ciudadanos de orden. Hace unos días saltó la noticia de un motín en la residencia universitaria de hijos del Ejercito y la Guardia Civil San Hermenegildo, resulta que el Coronel al mando de la plaza donde estudia la prole de la oficialidad patria estaba haciendo un poco de estraperlo con la comida de la chavalería. No se crean, no se trataba de blanqueo de dinero o cosas tan sofisticadas, se trataba más del clásico, por viejo, y tipicamente castrense, por casposo, “meteme en la factura cuatro jamones, una caja de cohíbas y una botella de whisky del güeno y lo haces pasar por filetes de lomo”,con el consiguiente “ Susórdenes mi Coronel” de la empresa de alimentación que proveía de alimento a los chavales. Por lo visto van seis detenidos, dos coroneles incluidos. Hasta 300.000 €. dicen que se han embolsado los próceres en especia, eso si, deben tener el colesterol por las nubes. No me digan que no hubiera dado para una película de Berlanga.

La Junta de Andalucía sigue erre que erre con retirar la subvención pública a aquellos colegios privados que se financian con dinero público pero aplican un temario y una educación distinta, especializada dirían algunos, en la que la segregación causa furor. Hace nada que pasando frente al colegio Altair me encontré una proto-manifestación “en defensa de la Libertad” (con mayúsculas). Preocupado por enterarme cual era el derecho fundamental que se estaba lesionando en ese colegio privado del Opus Dei   me acerqué a preguntar y descubrí, mi sorpresa también fue mayúscula, que el problema radicaba en que la Junta de Andalucía pretendía retirar la subvención pública a éste y otros colegios que, sin ser de carácter público ni guiarse por los criterios pedagógicos de la Junta, aplican roles y proyectos educativos diferenciados que yo no digo si mejores o peores, ( en eso coincido con ese grupo de padres manifestantes, cada cual le da a su hijo la educación que quiere y puede permitirse) pero distinto.

Vaya por delante en esta reflexión que a la Junta le ha dado la razón varios Tribunales sobre este particular.

Dejémonos de rodeos, el problema fundamental que surge en torno a la libertad de educación es que es un debate en el que la demagogia campa a sus anchas. Este problema tiene fácil solución, que a nadie le quepa duda de ello, pero como todo en la vida es ahí mismo, en su extrema simpleza, donde se encuentra el factor X que complica el asunto. Me explico, es fácil porque a fin de cuentas la Junta de Andalucía tiene razón. No lo digo yo, lo dice entre otros el TSJA; financiar a colegios privados y elitistas que practican la segregación cuando no se tiene para garantizar la red de centros de educación pública es , sencillamente, inmoral e ilegal.    ¿Entonces porque tanto lio? porque esos colegios concertados y privados son regidos por la Iglesia Católica, bien a través de congregaciones religiosas o bien a través de Fundaciones tapadera de tal o cual congregación de desarrollo epistolar entre los seglares tipo Opus Dei , pentecostales o Legionarios de Cristo; en el caso del ALTAIR es el Opus el que desarrolla ahí su actividad.

Cuando se cruzan los intereses de la Iglesia Católica con los del Estado saltan chispas, de siempre, pero desde que Benedicto XVI se vino a Madrid a comenzar su Cruzada por la Reevangelización de Europa ( escuchar en España a un Papa hablar de Cruzada pone los pelos de punta y el pasaporte a mano)los neocon del catolicismo están más guerrilleros que nunca y cualquier acción que perjudique, aunque sea lo más mínimamente posible, al entramado católico rapidamente es tildado de agresión contra la iglesia, la fe, o  -como en el caso que nos ocupa- la Libertad de elección.

Personalmente no creo que nadie de la Consejería de Educación de la Junta (socialistas cuyos hijos llevan educándose en colegios de pago desde preescolar) quieran cerrar, imponer o entrometerse en la educación que cada cual quiere darle a sus hijos y menos en los colegios elitistas en los que –digámoslo otra vez- quieren que sus hijos se eduquen. Parece más un intento de marcar distancias para con el Gobierno Rajoy que está favoreciendo mucho a este tipo de instituciones educativas. Con Izquierda Unida ya es distinto, ve Usted, ahí si que se percibe mas que lo de subvencionar a la educación privada, perdón por la expresión, es una tomadura de pelo lo entienden como un principio político en virtud de cual actúan. El que quiera que su hijo se eduque en los principios rectores de la religión católica perfecto, que lo haga. La que guste que su hijo estudie en un aula solo con niños de su propio sexo estupendo,no lo entiendo, pero tendré que respetarlo.  ¿Pero – y he aquí la gran cuestión-  porque tengo que pagárselo yo?. Hay quien dirá que hay que pagarlo porque la Iglesia ( y sus organizaciones afines) realizan una labor que ayuda a la administración allí donde esta no llega y tal. Ese razonamiento obvia el hecho de que no llega porque ese espacio ya estaba ocupado, gracias al  franquismo, por una serie de instituciones religiosas a las que se primó en la configuración de esa nueva España del Caudillo triste y negra. A mediados de los años 50 y 60 y como parte del Concordato del Tirano con la Santa Sede se facilitó, a las ordenes religiosas, la posibilidad de estructurar la educación de las nuevas generaciones de españoles. Se redujo al mínimo los requisitos profesionales para que personal del clero entrara a formar parte del magisterio ( un sector este de una larga tradición liberal y republicana en España rapidamente ocupado por monjas y curas que en muchos casos no sabían hacer la o con un canuto, ni aun hoy saben); se regaló, literalmente, terrenos e infraestructuras a las órdenes religiosas, las cuales vieron incrementado su capital desaforadamente en las tres últimas décadas de la Dictadura.

Todo para crear el modelo de ciudadano que quería Franco y  que necesitaba el empresariado español del momento. Luego llegó la no tan modélica Transición,  su café para todos, etc, etc.

En España tenemos un curioso síndrome de Estocolmo con la Iglesia Católica, nada nos da más pánico (y sus razones históricas tiene)que enfrentarnos a una Institución que en nuestro país manda y mucho. Si no fíjense, lo primero que ha hecho Juan Ignacio Zoido en los presupuestos de 2013 de Ayuntamiento de Sevilla ha sido asegurar un más que buen dinero en subvenciones a los Colegios privados y concertados mientras, dicho sea de paso, los niños de algunos colegios públicos dependientes del Ayuntamiento tienen que ir con su propio radiador a clase porque no hay para pagar la calefacción. Por cierto, que igual que el Ministro Wert que va camino de convertirse en el peor Ministro de Cultura de la historia, de la de España digo, con lo que eso representa porque a Ministros corruptos, incompetentes, tontos del culo y meapilas nos ganan muy poco países. Quizás Ruanda y Uganda, pero solo quizás. Por eso creo, sinceramente, que hay que respetar la libertad de elección de centro a aquellos padres que quieran que sus hijos se eduquen en conceptos caducos, elitistas y sectarios (algo que de por si ya se hace, mal que le pese a las señoras que reivindicaban su particular Libertad a las puertas del ALTAIR). Pero eso si, al mismo tiempo que se respete la Libertad ciudadana de educarse en la pública dotando a los colegios públicos de la financiación necesaria para que exista igualdad de condiciones entre las dos modalidades educacionales, tendiendo a reducir la efectiva brecha que ya existe entre Escuela privada/concertada y la escuela pública. Para empezar no parece mala idea redistribuir fondos en beneficio de esta última, dicho desde la Libertad.

Y la enseñanza segregada de los niños del ALTAIR (amparando sus derechos inalienables a estudiar separados, que en la mezcla está el demonio) que se la pague su puñetera madre.

Cita

Como ser Sevillano es un lastre para ganar la plaza en San Telmo que lo pongan negro sobre blanco en el Estatuto…

Francisco Robles comenzaba su faena  del 18 de diciembre con esta “goebbeliana” tan torera como  insultante a la inteligencia colectiva en el tercio de varas. Hablaba, como podrán comprobar dirigiéndose a las hemerotecas, de lo arisco con que miran algunos votantes andaluces al candidato a la Junta si este , para mayor gloria, resulta Hispalense por parte de madre, padre o la gracia de Dios. Como si a Arenas y ahora su Juan Ignacio (se la debe poner dura) recibieran el castigo electoral más por envidia andaluza contra la capital que por lo que representan. 

Ya lo decía Goebbels, “tu difama, miente, inventa. Que al final algo queda”.

Un ERE para la ingeniería social

Hacia tiempo que no escribía una entrada en el Blog, si les soy sincero la ausencia de originalidad en el escenario político y mediático sevillano ha sido tan manifiesto que no había con que darle a la tecla, pero eso lo ha cambiado el ERE en distintos medios de comunicación ( EL País, ABC, El Correo, y el último en el Diario de Sevilla) me ha decidido a recuperar el cuaderno de Bitácora del largo viaje que desemboca en los brazos de Penélope.

Hay momentos en la vida de una ciudad que todo el mundo identifica como importantes, de la clase de “yo estaba en tal sitio cuando Fulano hizo tal o cual”, seguro que Usted se acordará donde estaba el día que los trenes explotaron en Atocha o cuando el tanque Abrahams americano asesinó a José Couso en el Hotel Palestina de Bagdad.  A buen seguro que sabría decirme con exactitud donde se encontraba cuando se clausuró la EXPO 92, o en que cervecería andaba ultimando la última cerveza antes que Iniesta nos hiciera campeones del Mundo – justo antes de pasarse, reconózcalo, al JB de máquina-. 

La memoria colectiva la componen un millón de pequeñas memorias personales y la positiviza algún pelota. En la sociedad de la desinformación en que vivimos el pelota siempre es un periodista. Con perdón para el gremio en general.

Sin embargo hay instantáneas en los que una sociedad, sin saberlo o a sabiendas, se descompone pero no es capaz de percibirlo, momentos que representan un salto cualitativo – a peor-  en que se opera un cambio minúsculo, casi imperceptible, pero que afecta la calidad de vida democrática durante décadas. Una comunidad se corrompe en momentos que pasan desapercibidos, en los que no hay cuartel para el que corrige al poderoso, se alinea con el rebelde o reniega de la línea editorial que garantiza un plato de lentejas. Pocos son los que se arriesgan a seguir un camino que suele llevar al oprobio, al olvido. Los cementerios están llenos de gente que mantuvo la dignidad por encima de las prebendas. Yo no digo ni que sea bueno ni malo, me limito a escribir y Usted decida que opinión le merece. No se si entre estos dignos condenados al olvido podemos meter a Carlos Mármol, el otrora Subdirector del Diario de Sevilla, pluma milagrosa de la prensa escrita sevillana, gran gurú de “La Noria” espacio este que hacía las delicias de aquellos que creemos en una Sevilla extramuros que no se esconde entre tufo a incienso y patillas goyescas, una Sevilla que mira al futuro con la misma predecible rutina provinciana, que no es capaz de explotar su inmenso caudal cultural por corsés catedralicios que nos imponen censura y dogma. Mármol era un soplo de aire fresco – de libertad – entre metáforas malavenidas y reflexiones domingueras del ABC al calor de una la bata de guatiné que apesta a rancio y a gato.

Esto es lo que pasa con el ERE en el Diario de Sevilla y el despido entre otros de Mármol sitúa un lamentable escenario para la libertad de opinión e información en nuestra Comunidad Autónoma, purga se llamaba antiguamente cuando a los contrarios políticos se les eliminaba de la ecuación al no poder vencerlos. Purga en el Diario de Sevilla que busca asentar las bases de una operación mediática que lleve a Zoido a la presidencia de la Junta de Andalucía.

 

Es posible que no sea tal, pero es lo que yo creo. Solo hay que ver a quien , cuando y de donde se quita a los molestos, se promociona al mediocre y se prima al corrupto, al chivato.

 Algunos dicen que es que Mármol se estaba pasando ya en la crítica al Gobierno de la ciudad, no se muerde la mano que te da de comer y que te ha estado alimentando desde hace tiempo, aprender debería el resto de profesionales de la prensa escrita -o por escribir- de García Antolín, ese pelota, inculto de mala prosa. Antolín ha estado bien asesorado por sus amigotes del ABC de Sevilla, mercenarios bien pagados – en sobrecito que sale puntualmente de la sede de San Fernando- y que le explicaron la jugada.

– Mira quillo, aquí el que mas paga manda y ahora mismo ese es el PP, así que ya sabes, a cascársela al “jefe” que es el más sabe de esto que ya sabremos recompensarte como es debido. Tu eres la mejor pluma del Diario ( eso lo sabemos todos) – sobeteo por la espalda que quede bien untado- por eso el Jefe confió en ti para su libro. Que por cierto, ¡que libro!, una obra maestra, gloria de la prosa hispana del nuevo siglo, valuarte, y tal y tal… Mira que le dijimos a Javier que lo dejara en tus manos, que tu le creabas una buena biografía en un santiamén, pero nada, entre tanta golfa y tanta niña de Nuevas Generaciones soplándole la flauta al hombre le dio canguelo. En fin, te dejo que ese que está entrando es Don Antonio y no veas como se pone si no se le paga puntualmente lo suyo.

 

Basura que oculta tras el fantasma de la crisis algo muy peligroso. En Sevilla se está operando un proceso de ingeniería social cuyo único precedente es la Comunidad de Madrid. Gran parte del triunfo neoconservador en esta se debe al control de los medios de comunicación marginando a aquellas/os que no se pliegan al pensamiento único. Carlos Mármol encajaba en este paradigma y por eso lo purgan. 

Espero que no tarde mucho en encontrar otro espacio público desde el que aportarnos esa lucida idea de su Sevilla de a futuro, una Sevilla con la que yo no estaba siempre de acuerdo pero al menos generaba algo diferente entre tanta diarrea monocolor. De momento tendremos que conformarnos con botarates de la categoría de Paco Robles, camino seguro hacia el provincianismo intelectual de la ciudad y convertir la capital de Andalucía en un núcleo del caciquismo de derechas. La familia del Director del ABC de Sevilla, Sr. Ybarra, se enriqueció en los siglos pasados con ese método de control político de las mayorías, desde el Turnismo en el Partido Conservador la familia Ybarra – sectariamente Alfonsina ayer como Juan carlista hoy- hizo, deshizo y “mal hizo” mientras expandía su patrimonio. En el camino muchos intelectuales, artistas y librepensadores tuvieron que sufrir la persecución y el ataque sin posibilidad de defensa – no hemos cambiando mucho en siglo y pico en esta materia- de unos medios de comunicación convertidos en propagandistas de una falsaria conciencia colectiva en la que las opiniones contrarias, al modo de Carlos Mármol y otros/as , se hacían callar mientras meretrices de las élites incultas y fanáticas ocupaban, ocupan y ya veremos que pasa con el ocuparán, editoriales y columnas de opinión con los que compran palcos y conciencias.

 

 

Testigos del infierno que se pasean por La Candelaria

En Sevilla existe una dualidad muy típica de aquí, muy nuestra, Sevilla es de la Macarena o de la Trianera, es bética o palangana, es de izquierdas o de derechas, es capillita o de escapada a la playa la semana de pasión, son dos en una, es la dualidad hecha calle, plaza y Catedral.

En Sevilla existe una ciudad pobre donde cada dia es una aventura por la supervivencia y donde cada vez se pone peor la situación, una Sevilla que solo conoce el centro para malvender productos de baja calidad con los que ganarse veinte euros, lo justo para llevar comida a la mesa ese dia, mañana Dios dirá. Esa Sevilla polingonera, de bajos fondos y menor alquiler (cuando alquilar no es un lujo no accesible para cualquiera) es la que llena las cocinas y el servicio de la Sevilla rica. De esa Sevilla trabajadora, inmigrante o gitana a la que ahora llaman población en riesgo de exclusión social, ¿ cuando no estuvieron excluidos del reparto de la tarta?, salen cada mañana manteros y “vende klinex” subsaharianos a ganarse la vida. Llegados de Senegal, Mozambique, Liberia, Sierra Leona, de auténticos infiernos en la tierra de los que escapar con todos los miembros en su sitio o sin haber sido violada o estar infectado/a por el SIDA es casi un milagro.

A veces se nos olvida el infierno del que escapan estos hombres y mujeres, olvidemos por un instante las matanzas, mutilaciones, persecuciones étnicas, religiosas o políticas. Africa es un continente culpable solo de su riqueza, el oro, los esclavos, el cacao, el petroleo, el coltán,… por desgracia para los africanos su continente es rico es todo y por ello mísero hasta extremos inimaginables.

La primera vez que me adentré en la realidad africana quedé horrorizado, en 1994 yo de Africa solo sabía lo que había leido en algún libro de Tintín, en Las cuatro plumas de A.E.W. Mason y en El libro de la Selva de Kipling, para mi el continente negro era una tierra virgen, indómita y llena de aventuras y guerras heroicas contra batutsis y zulues, en las que siempre podías confiar en un apuesto teniente inglés, con casaca roja y casco modelo colonial blanco, para salvar a la chica, a sus hombres, la cristiandad y al Imperio, en ese orden o alternando el objeto de sus desvelos criminales, pero el esquema ideológico siempre era el mismo. La justificación colonialista, raiz de todos los males que asolan esas tierras, resultaba tan burda como simple y por ello asimilable e “inteligente”. Nosotros occidente, buenos, guapos, traemos el prgreso, a Dios y a nuestras empresas . Ellos Africanos, salvajes, malos y feos, que pretenden seguir viviendo en taparrabos como paganos y sin explotar esas minas de oro y yacimientos petrolíferos sobre los que viven sin saberlo. Y asi con unas baratijas por aqui y alguna matanza por allá convertimos Africa en lo que es, un estercolero, evitando por el camino que se convirtiera en lo que pudo ser durante las décadas 50 y 60 cuando se descolonizó.

Occidente 2 – Pueblos Africanos 0.

Por eso cuando en 1994, en una humilde casa de monjas misioneras de La Candelaria, Amate, (los Pajaritos a mano derecha) mi madre me llevó a escuchar el relato de una superviviente del genocidio de Ruanda comprendí ( a mis 14 años) que algo no andaba bien en la idea que tenía yo en la cabeza del territorio donde Pigmeos, tuaregs y los Gorilas en la niebla malviven con afrikanders y mucha multinacional hija de puta.

¿ A que cuento todo esto?, pues a que la imagen que esta semana nos entregaba El Diario de Sevilla sobre la redada de la Policia Local contra los manteros del Nervión Plaza me ha hecho recordar una tarde calurosa de charla tomando un té con un buen amigo saharaui en lo alto de la colina que, hacia el oeste, resguarda de la kalima el campamento de refugiados del “27 de febrero” en Tindouf ( Argelia).

  • Lo que nunca entenderéis los europeos es que algún precio tenéis que pagar por todo lo malo que hacéis en este continente. Los infelices que consiguen sobrevivir al Estrecho son vuestros hijos, los habéis creado vosotros porque son el resultado de vuestra codicia y del apoyo que vuestras empresas y vuestros líderes otorgan a Generales, criminales y presidentes enfermos de oro, coltán y sed de petroleo.

  • No te digo yo que no Salem, pero alguna culpa tendreis vosotros también de vuestra situación, ¿ o no?. En Ruanda los que machete en mano mataban a sus vecinos no eramos los europeos.

Salem me miró silencioso, apurando la taza de té

  • Los machetes se repartieron por el Gobierno ruandés a los Interhamwe ( milicia Hutu responsable del genocidio Tutsi), con el beneplácito del Gobierno francés y pagados por la Organización Mundial del Comercio. Tienes razón, nuestros Gobiernos también tienen algo que ver con lo que nos pasa, son tan corruptos que hasta para asesinar a millones de personas les salimos baratos.

Tocado, pensé para mis adentros. Debía rehacerme y contraatacar, no iba a dejar que me ganara en el primer asalto.

  • Nosotros no mataríamos a nuestros vecinos a golpes, ni lo denunciaríamos por ser miembro de otra etnia a algún tribunal sumarísimo del que sabemos que solo va a salir una sentencia de muerte a machete.

Chúpate esa, me regocijé en mi agilidad mental.

  • No claro, vosotros solo los mandaríais a morir en las cámaras de gas, o los denunciaríais por judio, rojo o converso poco diligente ante la inquisición o gestapo de turno.

  • Los conflictos civiles entre tribus en Africa llevan siendo una constante desde hace siglos.

  • ¿ Y que ha sido si no vuestras primera y segunda guerra mundial?

Hundido.

El constante genocidio en África no es sino una versión 2.0 de la guerra de los cien años. Los Tercios , las guardias protestantes y los mercenarios Valones se han actualizado en criminales con machetes y lanzas y niños soldados drogados armados con kalasnikov.

En Sevilla existe una dualidad muy típica de aquí, muy nuestra, aquella que ve a esos manteros y vende clinex al sol de justicia de agosto y se sorprende “yo para vivir asi vovlería a mi pais”, esa es una Sevilla con perdón, imbécil. Esa Sevilla ve con buenos ojos que guindillas de paisano arresten senegaleses con redadas made in ” jolivud” y de paso les quiten las cuatro tonterias que venden con la excusa de que hacen daño a los comercios ( es económicamente falso y estructural mente imposible que un puesto esquinero regentado por una señora mozambiqueña, con niño amarrado a la espalda incluido, le pueda hacer sombra, daño o pupita al Zara de Inditex) . Esa es una Sevilla.

Y luego hay otra que en algún momento de su vida, por foto, testimonio, película u ONG, se ha asomado a Africa, la ha olido, la ha comido, sentido , llorado y amado como solo se puede amar África, donde el cielo está plagado de millones de estrellas y la vida brota en cada centimetro de tierra. Ese o esa sevillano/a conoce lo justo como para saber que ese vende-clinex solo cambiaría ese semaforo por algo mejor ( ¡ como todos, no te jode! , ¿ o Usted no? ). Pero mientras tanto se conforma con el semaforo que le toca en suerte atender,porque sus motivos son muy simples, sus argumentos muy convincentes y sus razones poderosas. Y es que mientras piropea a las señoras, estrecha manos o puños y te cuenta en ese andaluz tan suyo ” que la cosa está fatá” en esa pequeña parcela de miseria y libertad no tiene que estar mirando para atrás no le vayan a asestar un machetazo, fabricado made in tawan, que le parta el craneo lo suficiente para dejarlo listo papeles pero no tanto como para que entre estertores y convulsiones la otra mitad del cerebro, la que de momento no se derrama en la calzada, le permita ver como deguellan a su hijo y violan a su legítima antes de rebanarle pechos, manos, y cabeza por diversión.

A una persona que escapa del infierno los municipales y las ordenanzas del Ayuntamiento le importan un carajo.

Cosa distinta es que a nosotros, a mi, a una de esas dos Sevillas y parte de la otra, que por suerte no hemos tenido que escapar de una limpieza étnica, si que nos importe el uso que Zoido está dando a nuestra Policia Local, la que pagamos todos los Sevillanos y la que digo yo que puestos a eliminar aquello que estorba a la vista de los ciudadanos mejor que se invierta el dinero en eliminar la plaga de ratas que asola el Tiro de Linea en vez de, por ejemplo, malgastarlos en crear un cuerpo de anti disturbios para la policía local, idea me imagino que del comisario Jose Antonio de la Rosa, en cuyos hombros Zoido ha descansado toda su política de seguridad. Sea como fuere el Ayuntamiento haría bien en reflexionar, porque somo muchos millares de sevillanos a los que no nos gusta, pero nada, ver a los locales persiguiendo infelices que no hacen mal ni daño a nadie y a los que, digamos las cosas claras de una puñertera vez,se les está intentando quitar de en medio solo porque estorban a la vista , y a los paseos, de los vecinos de La Buhaira del Alcalde.

Empacho de bronce. Un artículo de Antonio Morente para El Correo de Andalucia

 

Buenos, pues ya la tenemos ahí. Al final, y como era de prever, los impulsores de la estatua a Juan Pablo II se salieron con la suya y, pese a que (menos mal) no consiguieron su objetivo inicial de colocarla en la Avenida de la Constitución, no creo yo que tengan mucho motivo de queja con la ubicación definitiva que les han permitido: la mismísima plaza Virgen de los Reyes. Toma ya. Y eso que se llegó a hablar de una supuesta confabulación anticristiana para que el homenaje al papa polaco no tuviese un enclave a su juicio digno, claro que el listón de la dignidad estaba muy alto porque se exigía el entorno de la Catedral, como si se estuviese hablando de un sitio cualquiera. La cuestión estaba atascada hasta que llegó Juan Ignacio Zoido y puso las cosas en su sitio: la estatua en el corazón de la Sevilla monumental y los demás a callar.

Servidor no es que tenga algo personal contra Juan Pablo II: no le veo méritos suficientes para esta escultura en lugar tan señalado, pero entiendo que otros se los vean. Pero ya hablamos de una cuestión de creencias, y eso no cuadra con esto de ser un Estado tan laico como decimos ser, aunque es verdad que siempre lo hemos sido de mentirijillas porque no terminamos de soltar amarras y lo que te rondaré morena. Dicho lo cual, creo que la estatua de un personaje religioso debería de estar en un entorno religioso, aunque fuese en la Catedral. En esencia es lo que pegaría, pero claro…

Pese a todo, el problema no radica en que alguien quiera hacerle un homenaje en bronce a algún personaje, sino la sensación que hay de barra libre, de que esto no está regulado. Dejando a un lado el trasfondo religioso de este caso (que, para qué negarlo, es uno de sus principales motores), otra cuestión es por qué se ha permitido este enclave en el que a juicio del que suscribe cualquier escultura, esté dedicada a quien esté dedicada, estropea y empobrece un entorno monumentalmente rotundo. ¿Tanta normativa de patrimonio y no hay ninguna ley u ordenanza, por pequeñita que sea, que lo proteja un poquito de tanto frenesí escultórico? ¿O hablamos de excepciones en función de quién sea el homenajeado, los impulsores de la idea y la persona que gobierne ese momento en la ciudad? ¿Se hubiese permitido tan noble lugar para, por ejemplo, alguno de los hijos de esta tierra que tuvieron la ocurrencia de ser poetas y encima de renombre?

Porque esa es otra, tenemos manojitos de estatuas, tantas que parece que las cultivamos y salen solas, pero luego sufrimos unas curiosas lagunas en este panteón metálico. Los últimos fichajes, por ejemplo, han sido un papa, una duquesa, un cantaor y un par de toreros, por no remontarnos más en el tiempo y acordarnos de la escultura ecuestre de la madre del rey, que eso sí que es una estatua y lo demás son tonterías. Y luego nos quejamos de que los demás nos ven anclados en el tópico…

El caso es que, así a bote pronto, uno se acuerda de que un tal Antonio Machado sigue sin una estatua, al igual que Luis Cernuda o Vicente Aleixandre, un señor al que se le ocurrió la nimiedad de ganar el Nobel, pero claro, tenemos tanta gente con un premio de este calibre que no podemos hacerle un homenaje a todos, es que no se podría andar por las calles de la de esculturas que tendríamos que colocar. La lista de agravios es enorme, eterna como esa Sevilla que le arranca a bocados nombres históricos a su callejero para poner los de cristos, vírgenes y hermandades. Y siempre por petición popular, por supuesto.

En fin, que alguna vez deberíamos tomarnos esto un poco más en serio porque estamos empobreciendo la ciudad. Si nos ponemos pues claro que (casi) todo el mundo tiene derecho a una estatua, pero hay sitios y sitios, y hay olvidos que son una marca de vergüenza en la memoria de Sevilla.

(Fuente: blogs.elcorreoweb.es)

Balance de un año de gobierno de Zoido. O como despertarse una mañana convertido en insecto

 

Una mañana, tras un sueño intranquilo, Gregorio Samsa se despertó convertido en un monstruoso insecto

Así comienza la imprescindible novela de Franz Kafka ” La metamorfosis”, me ha parecido oportuno traerla a colación porque creo que la política sevillana encaja, a la perfección, en la entradilla de la novela del escritor checo. Me explico.

Hace un año, mes arriba mes abajo, el gobierno municipal cambiaba de color político, a una década de hegemonía de Socialistas e Izquierda Unida le seguía un cambio sin parangón en la política hispalense. Juan Ignacio Zoido se hacía no solo con la alcaldia sino con una mayoría nunca vista en nuestra ciudad, veinte concejales. Que se dice pronto.

El profundo cambio sociológico de una ciudad, feudo de la izquierda durante décadas, da para varios tratados de las Universidades de la ciudad. Zoido, apoyado por la más que influyente oligarquía sevillana que venía viendo mermadas sus ganancias fruto de la especulación ante unas políticas de marcado carácter social y público del anterior Gobierno, decidieron que había que dar un giro de timón. La decisiva colaboración publicitaria de los medios de comunicación locales, rendidos a una línea editorial acorde con los intereses de sus consejos de administración, fue la piedra de bóveda en la que descansó la campaña del Partido Popular. En este marco publicitario el PP se vendió como un partido moderado frente a un gobierno supuestamente radical dominado por una minoría comunista muy influyente. Honrado frente a la corrupción imperante. No había dia en que un supuesto caso de corrupción política no fuera portada del ABC.

Mostraba a un lider valiente, dispuesto a hacerse con las riendas de una ciudad a la que, diariamente, se asustaba con perder su lugar entre las grandes ciudades de España. Dialogante como contrapunto a las expulsiones de órganos de Gobierno o ante negligencias en la entrega de información por parte de Delegaciones Municipales. Luego se demostró que nunca fueron tales , pero el efecto se quedaba en la retina del imaginario colectivo. Los llamados a la transparencia eran un leit motiv del futuro “buen Gobierno” de Zoido.

Caritativo en sus gestos hacia las instituciones de la Iglesia Católica y fuertemente tradicional para con las Hermandades consiguió que el voto morado -de las hermandades y cofradías- se decantara por el Juez. El encargado de conseguirlo para Zoido fue Gregorio Serrano, actual Delegado de Economía. Frente a esta reivindicación de la inmaterial esencia eterna sevillana, se nos mostraba a un Gobierno “hipócrita” o incluso agresivo para con el submundo, extraordinariamente influyente, de la Sevilla cofrade. Ya lo decía el dicho, “en Sevilla ni cuita, ni confia, ni cuestión con Cofradia”. Zoido ganó, por varios metros, el alma y los votos del mayor Lobby corporativo de nuestra ciudad, gracias también, no se nos olvide, a los Antonio Burgos y Barbeitos de turno.

Prometía transparencia en su acción y vocación de Gobierno frente a corruptos y “muertos de hambre” que hacían del orgullo de ser concejal de Sevilla un modo de lucro, siempre ilegitimo, que rozaba la traición o el sacrilegio en una Sevilla mariana y sacralizada, donde nada debería cambiar, a no ser que ese grupo de familias que dirigen la ciudad desde la sombra lo considerase rentable para sus intereses. Zoido aportaría un equipo jóven y renovado, con experiencia y capacidad política y de gestión. No se cansó de repetir durante ocho años que en su Gobierno “el único carnet que se mirará será el carnet de identidad

Solo le faltaba en su estrategia una imagen que caracterizara el derroche y la indignidad del Gobierno PSOE – IU y un argumento sobre el que asustar y aglutinar al electorado de la Sevilla de izquierda social e idelógica. El empleo, o mejor dicho, la ausencia del mismo y la nula capacidad de gestión socialista de la crisis. Y frente al concepto desempleo y el drama que representa una imagen, el Primer Teniente de Alcalde y bestia negra de la derecha sevillana, Antonio Rodrigo Torrijos junto al Mellet de Mercasevilla y su famosa mariscada de Bruselas. Las explicaciones se quedaron en eso, explicaciones, la batalla ya la tenía ganada Zoido. Poco importó, de hecho no importó nada, que la foto fuera de 2008 y que la mariscada hubiera sido pagada por los propios comensales, – a fin de cuentas su dinero se lo gasta cada uno en lo que le sale de los cojones – no hubo derecho a defensa. El holding editorial pro Zoido hizo de fiscal, juez y jurado y los sevillanos en vez de ver la mayor transformación de la ciudad desde la Expo 92 y la mayor transferencia de rentas de lo público a lo social de la historia de Sevilla solo vieron una inmensa bandeja de marisco. Los ingredientes de la infamia ya estaban servidos, quedaban por delante siete meses para cocinarlos a fuego lento. El equipo de campaña de Juan Ignacio Zoido solo tuvo que mantener un perfil bajo de campaña, no la fuera a liar el candidato, y dedicarse a recoger los frutos de ocho años de engaños, difamaciones, calumnias, acusaciones, fotos de bolardos rotos y promesas imposibles de cumplir. Los medios de comunicación le dieron cobertura a la operación, la oligarquía sevillana financió la campaña, la Iglesia y el Consejo de Cofradias la santificó y los ciudadanos cumplieron con el papel de corderos que tenían asignado. El cambio -fraude estaba hecho, Juan Ignacio Zoido y todos/as los que gobernaban detrás de él se hicieron con el poder en la ciudad.

De todo esto, bien sea dicho, no se puede exonerar de culpa a la propia izquierda y su alocado interín político del último madato. Con unPSOE en guerra civil permanente, con sus agrupaciones díscolas, sus críticos arriba y oficialistas abajo, los de Monteseirín buscando hueco y los de Viera desde el Provincial poniendo palitos en las ruedas ( “o yo o nadie” se le oía decir al ex secretario general de Sevilla), con una Susana Díaz haciendo y deshaciendo desde la segunda fila de la fontaneria interna,( la más lista de todos, la verdad sea dicha.) Al final Monteseirín de funcionario, Viera a saber donde anda, y ella de “Jefa” en la Junta y Secretaria General de los socialistas sevillanos, que es, por orden, lo que pretendía Monteseirín con tanta pelea interna y el cargo desde el que mandaba Viera.

Chapó, me quito el sombrero.

Izquierda Unida también ayudó, a su manera, al triunfo de Zoido. El bloqueo administrativo de gran parte de sus proyectos con una Intervención Municipal claramente hostil; alguna que otra crisis interna,como la espantada del Delegado de Economía y Empleo Jon Ander Sánchez reconvertido ( casualidades en política no existen) en tertuliano de la televisión del ABC ; y una más que excesiva área de gestión política para una Organización pequeña en recursos humanos, unido al paradigma de ser el centro de todos los ataques mediáticos, ciertos o no, provocó un efecto desgaste en la propia IU y en su socio de Gobierno, que solo beneficiaba a los intereses económicos ocultos tras el bonachón alcaldable del Partido Popular.

Y de aquellos lodos estos fangos. Sevilla votó Popular. Zoido se erigió como el Alcalde más respaldado de la historia de nuestra ciudad. Nadie había conseguido nunca sumar tantos escaños. Solo Cerro Amate y Macarena Norte se mantuvieron en su linea histórica de voto, lo que les está valiendo un severo castigo desde Plaza Nueva.

Un año hace ya ( mes arriba mes abajo) desde que Zoido llegó a la Alcaldía y desde entonces muchas cosas han venido a introducir divergencias en la idea de gobierno y oposición de unos y otros.

El Partido Popular ganó las elecciones generales y con Rajoy en Moncloa la victoria – por fín- del eterno aspirante Javier Arenas parecía segura. Y ganar lo que se dice ganar ganó, pero solo le sirvió para terminar su carrera política desde el ostracismo de un puesto de Senador, lo que en España viene a ser como que te manden a presidir una Diputación, una forma de apartar al “pope” de turno, dándole opción de mantener el nivel de vida acostumbrado como lider,

No sea que le de por echar cuentas , se vea de buenas a primeras sin prevendas y le de por quedarse tras perder las elecciones” Se oía chismorrear en los mentideros populares.

Andalucía se convertía pues en el último gran espacio de gobierno del PSOE, esta vez en un Gobierno de coalición con IU. A los Populares se les planteaba dos tremendos problemas; el primero que hacer ahora que sus planes de Gobierno, una vez se consiguiera la Junta, se habían ido al mismísimo carajo. Y segundo, ¿ a quién poner de sustituto?. La primera pregunta aun no tiene respuesta, de momento se ha impuesto la **”solución gaditana”** no molestar mucho, mantener un perfil político mínimo que no acarré escándalos de gestión, y ampliar redes clientelares. Para el segundo dilema el propio Arenas encontró respuesta. El sucesor, su sucesor ( y que se calle el Alcalde de Málaga, que nadie le ha preguntao ) no podía ser otro que su delfín, su hombre de confianza, Juan Ignacio Zoido.

A Zoido no se le puede negar una cosa, su grupo de asesores y equipo de consulting político es brillante. Han hecho de un desconocido, de un Magistrado de tercera división, todo un lider de la derecha política y social. Que se ajusten los machos en la Junta de Andalucia, salvando las distancias esta partida, casi con las mismas fichas, ya la ha jugado Zoido. Y la ganó, si bien es cierto que entonces el PP contaba con un apoyo político y social del que ahora adolece. Si las elecciones municipales fueran hoy no se si Zoido ganaria, pero estoy seguro que los 20 concejales ni los olía. De momento la linea de actuación política del PP es clara, tranquilidad en las decisiones de Gobierno, asentar la correlación de fuerzas interna en el PP Andaluz y a ver hasta donde aguanta el Gobierno de la Junta, ya sea porque algún escándalo de los que quedan por venir del caso ERE se lleve a alguien más por delante,o sea porque llegue la intervención estatal o por un cambio en la correlación de fuerzas en alguno de los socios de Gobierno,- el PSOE-A ya ha tenido su Congreso ( calentito, por cierto), Izquierda Unida tiene a la vista Asamblea General- . Veremos a ver que pasa, parece ser la consigna en el Grupo Parlamentario Popular.

A partir de aquí se prevé un otoño muy combativo, en el debate presupuestario, en un sin fin de movilizaciones que están por venir donde los sindicatos, los funcionarios públicos y los estudiantes más el profesorado anuncian movilizaciones. Se escucha de fondo el eco de una nueva Huelga General entre septiembre y octubre como respuesta a los recortes sociales. Recortes sociales que bien podrían llevar a que desde Bruselas nos impongan en Moncloa un tecnócrata tipo Italia o Grecia en su momento. Mientras tanto los empresarios, la oligarquia rancia y franquista que por desgracia tenemos en este pais, amenazando con lanzar la última ofensiva para extirpar los últimos derechos sociales y laborales que le queda a la inmensa mayoria de trabajadores y trabajadoras de España,_ Andalucía inside._

Conclusión, un otoño donde las madres de los anti disturbios no van a dar a basto de que las mente para mal el personal

Mi cuñao, que en ocasiones hace unos análisis políticos que ya quisiera uno que yo me se, dice que a partir de ahora cualquier cosa es posible y más en una ciudad como Sevilla. Al PP local ya no le vale lo de la herencia adquirida, este año tendrá que dejarse de gestionar lo superficial, lo micro de la gestión pública de la capital andaluza y pringarse en gobernar con una visión de futuro de la que adolece. De momento y siempre según los parámetros del modelo de ciudad que nos habían prometido, solo la celebración de la Copa Davis se ajusta a esa Sevilla Magna que Zoido preconizaba. Conociendo la factura de 1.000.000,00 € que ha dejado la broma en las arcas públicas ya se podrían haber metido la ensaladera por el ojete.

El PSOE de Espadas tendrá que romper esa imagen de grupo político amateur, recién llegado, que nunca consigue ponerse a la altura de lo que esta ciudad exige al principal Partido de la oposición**. Claro que eso si su intención es hacer algo en lo que queda hasta las elecciones que merezca la pena. Aunque mucho me temo que dejará pasar otro año en blanco.

E Izquierda Unida deberá dejar de hacer oposición desde el rencor por las ofensas pasadas ( que fueron muchas y la mayoría injustas, si) pero debe situarse, institucionalmente, en lo que es, la tercera fuerza política de la ciudad, co-gobernante de la Junta de Andalucía y único partido político de ámbito estatal que sube en estimación de votos e influencia social. Lo que no es moco de pavo. Que el mayor eco de su actividad pública haya sido el apoyo a La Corrala Utopia ( lucha de por si admirable y que debe contar con la solidaridad de toda la ciudadanía, por lo menos con la mia cuenta) o la pelea con el Defensor del Ciudadano de Sevilla no deja de ser sintomático de un grupo municipal que debe corregir cierta tendencia a solo inmiscuirse en los pequeños debates de nuestra ciudad, mientras el resto ( Torre Pelli, reorientación del Modelo de ciudad, tasa de paro e inseguridad ciudadana) se lo dejan, o al menos eso se transmite por los medios de comunicación, a PSOE y PP.

Si París bien vale una misa, Sevilla bien vale el esfuerzo de mirar hacia el futuro con optimismo, seriedad, y conciencia social. La auténtica Sevilla, aquella que espera al Ayuntamiento extramuros, esa ciudad de las personas que quedó a medio hacer no le valen salidas a la crisis desde los recortes sociales y las recetas económicas “ultras” de los neo conservadores que rigen Plaza Nueva. El descontento con el gobierno municipal es grande, pero que nadie se engañe y sobre todo que no minusvaloren a un PP que ya ha batido todas las encuestan una vez y que se guardará, muy mucho, de dañar la imagen del próximo candidato a presidir la Junta de Andalucia. Alcaldía ya no es, como hace algunos meses, el lugar donde desarrollar el modelo de ciudad del Alcalde y pagar deudas adquiridas en campaña. Ahora es el laboratorio donde gestar un Presidente Autonómico, habrá que ver como afecta eso a un político como Zoido, con el ego crecidísimo, que se acostó un dia siendo una categoria idealista en si mismo, un “efecto”, y se levantó a la siguiente siendo otra cosa.

Candidato dicen algunos.

Yo, que quieren que les diga, lo veo más como el insecto de Kafka.

Reapropiando que es gerundio. Y necesario.

 

El profesor titular de Historia Contemporanea de la Universidad de Oviedo, Paco Erice, expone en el número de julio-agosto del Mundo Obrero una reflexión muy serena e interesante sobre las conmemoraciones de las distintas resistencias al fascismo en Europa que no he querido dejar de mencionar. En el artículo “Pasados cambiantes: a proposito de la II Guerra Mundial” Ercie platéa:

” En nuestro mundo del S. XXI, conmemorar no es, pues, una actividad aséptica o inocente. Es una forma de reapropiar (o ” cambiar “) el pasado relevante para los conflictos del presente. Por eso también muchas manifestaciones en Italia o en Grecia evocan símbolos de la Resistencia o cantan sus canciones. Los manifestantes saben o intuyen que el “espiritu” del antifascismo no debería morir, si es que queremos un futuro distinto del que nos ofrecen.”

Dificil no coincidir con un hombre tan preclaro al que tuve el gusto de conocer y escuchar en unas conferencias en Oviedo hace ya varios años. La realidad es una terca bastante constante que por regla general siempre nos adelanta, el pasado 19 de julio en las calles de Sevilla, como en las de toda España, entre las miles de personas alli reunidas para salvarnos a todos, un grito emergió entre la masa despierta, un grito viejo, grito de combate que alumbró algunas de las jornadas más emocionantes y dignas de la historia de nuestro pais.

Entre jóvenes con cara de estudiante cabreado y funcionarios públicos que ven como se acabó lo que se daba; parados hartos de estarlo y pensionistas que, por viejos y resabiados, ya se huelen que la próxima es para ellos trás la reforma de las pensiones; trabajadores especializados que cada dia son más precarios y profesionales liberales que ven como el futuro se les escapa de las manos.Entre toda esa masa interclasista, interracial e intergeneracional unida por el saberse pobre de repente, por las buenas, se elevó un grito añejo que cobra toda la fuerza, vitalidad y actualidad de las gargantas que lo acuñaron hace seis décadas. NO PASARÄN.

El que fuera grito y símbolo de la República Española en guerra contra traidores, oligarcas, mercenarios, criminales y curas integristas volvió, como traido del pasado, a escucharse en las calles de las ciudades españolas. Es cierto que no fue el más coreado, y que el favorito y ganador fue el dedicado a la Fabra y su “Que se jodan” . No importa. El pueblo es sabio y en su sabiduría elige la consigna , como la cultura, que más le representa. Lo destacable es esa “reapropiación” de la que hablaba el Profesor Erice en su artículo que el pueblo está comenzando a hacer de su épica, de sus héroes, de su pasado al que quisoeron fusilar definitivamente tras las cortinas de humo de la Transición.

El saqueo y la burla es tan grande, la acción impúdica de los oligarcas tan altanera que la gente, los más, aciertan a verle las orejas al fascismo asomando trás las defendidísimas rejas del Parlamento Nacional. El neoliberalismo a la defensiva y arrinconado por el pueblo se volverá más conservador y más violento. No les quepa duda. Están por llegar procesos de represión del movimiento popular en alza , y esta no será solo física sino también intelectual.

El Régimen se prepara para un otoño de ataque a los sindicatos, son los únicos que pueden plantearle un frente sociopolítico de lucha amplio y unificado. El sistema lo sabe y por eso buscará su debilitamiento. los sindicatos, por su propia realidad, son organizaciones de masas desde las que la coincidencia con la gente no organizada de las protestas podría generarse. Las perspectivas de esa unión más el descrédito cada vez mayor de PP y PSOE y el aumento del apoyo social a IU en lo político deben ser un auténtico dolor de cabeza para los oligarcas.

La receta neoliberal exige que se le de la puntilla a unas estructuras sindicales que si bien mermadas en influencia y reconocimiento social tras años de una acción sindical claudicante siguen siendo, más que le pese a propios y extraños, estructuras con una capacidad de movilización y confluencia con la sociedad como no las hay en este pais exceptuando a la Iglesia Católica. Si sabemos que tras la ofensiva del capital que estamos viviendo lo que se busca es conseguir una mano de obra más barata con la que poder incrementar – que no competir, que no te engañen- la tasa de enriquecimiento de los empresarios, eso solo se puede conseguir recortando derechos adquiridos a los trabajadores y eso solo se consigue debilitando las estructuras sindicales que les representan.

La ecuación es bien simple si te paras a pensarlo:

Menos sindicato -> menos derechos -> menos salario —> más beneficio económico empresarial -> más explotación.

El sociologo norteaméricano Harold R. Kerbo en su estudio “Estratificación social y desigualdad: El conflicto de clase en perspectiva histórica, comparada y global” Ed. Mc Graw Hillexpone que la gran pugna socio económica entre bloques capitalistas se está dando entre EEUU y Europa. Las cuales, a pesar de luchar unidas en su intento de frenar a las potencias económicas emergentes ( Brasil, Rusia, India, China, Sudafrica) están confrontando dos modelos capitalistas del que solo podrá sobrevivir, en las próximas décadas, uno. Por un lado el norteamericano, con sus bajos salarios, su precariedad, su nula existencia de sindicatos y sistema politico bipartidista con escasa participación de la sociedad. Una pobreza absoluta del 36.6%, y donde un 48.9% de menores de 18 años se encuentran en situación de pobreza relativa ( ¡  casi la mitad de los infantes norteamericanos no tendrían cubiertas todas sus necesidades vitales !). Por contra las clases altas y corporativas han ido , progresivamente, con crisis o sin ella, incrementando anualmente su nivel de renta hasta límites que rozan la indecencia teniendo en cuenta el panorama general.

Por el otro lado encontramos el modelo europeo, más socialdemócrata en las décadas pasadas algo que desde el Tratado de Maastricht está cambiando, donde cada día nos parecemos más al “amigo americano”.

El sistema puede permitirse una izquierda marginal que grita en el desierto, le viene hasta bien para legitimarse, pero una izquierda cada vez más mayoritaria, contestataria y organizada, no. De ahi que el gesto simbólico y por ello cargado de fuerza de la afiliación del Coordinador General de Izquierda Unida, Cayo Lara, a Comisiones Obreras,tenga una importancia simbólica muy esperanzadora.

Primero porque comienza una nueva época en las relaciones entre el principal referente sociopolitico de la izquierda real española (PCE-IU) y las centrales sindicales. Años de desaires de los unos a los otros y de persecución interna de los otros a los unos han sido superados, al menos en las formas públicas, por el ataque frontal del sistema contra el pueblo. .

El segundo son unas Comisiones Obreras en permanente giro hacia la izquierda, que vienen exponiendo un “mea culpa” muy simbólico, también, desde que Toxo se hizo con las riendas del sindicato.

En CCOO y UGT son conscientes de que ellos tienen mucha parte de culpa en que los trabajadores tengan que enfrentarse a esta quiebra laboral y social despertando de una especie de catarsis mística en la que cualquier ayuda es bienvenida, más si esa ayuda viene en forma de argumentación ideológica para que sus desengrasadas estructuras y cuadros sindicales se lancen a la pelea que viene.

En esta pelea ideológica la evocación de los símbolos, épica, cantares y gestas del dignisimo pasado antifascista y rebelde del pueblo español se convierte en arma de incalculable valor. Frente a la cultura del enemigo que nos convierte en consumidores sin cerebro, la cultura del pueblo que nos convierte en activistas, en luchadoras y luchadores. Importante reto que no tendría sentido lógico si no incorporara lo nuevo que la calle nos está enseñando. No puede ser solo de recuperación sino también de innovación. Hay que encontrar un puente entre nuestro glorioso pasado como pueblo y nuestro futuro más que necesario. Lo viejo y lo nuevo unido, de nuevo, para combatir a los de siempre. Ese puente, inexcusablemente, ha de ser la lucha. La militancia activa de la sociedad, del pueblo, de los más, en el día a día del país. La rebelión ante unos recortes que deberían haber sido aprobados o denegados en un referendum nacional.

La gente se reapropia del NO PASARÁN sencillamente por que siempre ha sido suyo,nunca ha dejado de pertenecerles. Durante un tiempo lo aparcaron, el grito del pueblo quedó adormilado entre sueños de hipotecas ycréditos interminables que le convertían a uno en el perfecto reflejo de lo que la televisión marcaba como correcto. He aquí el leiv motiv del postmodernismo socialdemócrata y decadente . El escritor y ex-diputado Felipe Alcaraz dice sobre esta cuestión en una entrevista que concede a MO:

” Derrota, si; pero no rendición. Y es muy importante partir de esa derrota , de sus características, y una de las principales, y que por eso no se convierte en rendición, es porque no se asumen los valores del adversario, de los vencedores. Los héroes de la nueva etapa habrá que ubicarlos sobre todo en la lucha ideológica y popular. (…) Los nuevos políticos no tienen que dedicarse fundamentalmente a representar a la gente, sino a SER gente; no asistir a los conflictos; sino ser parte de ellos; no mirar las movilizaciones desde la torre, sino mirar a la torre desde el pie de la calle, gritando con la gente -lo llaman democracia y no lo es– “

El error Rajoy

 

Creo que fue en el diario Público donde lei que Rajoy usó una frase de Ortega y Gasset como justificación de su Recortazo. Justo el dia después de la histórica sesión parlamentaria del 11 de julio durante la presentación pública de la **”Marca España” ** ( propuesta poítica popular a la que dedicaré un artículo completo en su momento) y siempre si mi memoria no me falla, utilizó aquella que decia

“Sólo cabe progresar cuando se piensa en grande y sólo es posible avanzar cuando se mira lejos”

Ortega sin lugar a dudas sabía de lo que hablaba aunque no se si le agradaría mucho que esta derecha ultraliberal que tenemos le tomara la palabra. Puede que si,- no pretendo en estas lineas sentar cátedra sobre el emérito catedrático madrileño, – Ortega era un liberal reconocido, pero me plantéa serias dudas imaginármelo aplaudiendo como el grupo parlamentario popular a Rajoy en el hemiciclo en vez de estar en la calle protestando con la gente, siendo gente.Sinceramente, no lo veo.

Lo de Ortega por la Universidad era más que amor, se trataba de pasión desbordada, asi que no se yo si el Ortega militante liberal terminaría sucumbiendo ante el Gasset profesor y libre pensador que ve como se eliminan estudios, se despide a sus colegas de la categoría de profesores asociados, se eleva en un 65% las tasas a los estudiantes universitarios para desnaturalizar la universidad hacia un concepto elitista y anglosajón del mismo, se elimina la capacidad de investigación y se introduce el lucro en nuestra enseñanza pública.

Grave error de análisis, Sr. Presidente.

Demasiados claro – oscuros son ya como para que el Ministro Wert no se llevara un par de ostias, dialécticas y hegelianas, desde luego, en su columna dominical del diario Sol.

Para parafrasear hay que estar muy seguro de lo que se va a decir, porque siempre cabe la posibilidad de que salga el tiro por la culata y en vez de parecer una persona leida y cultivada termines quedando como un auténtico gilipollas,pero para mentar a un personaje como Ortega y Gasset hay que medir un poco las distancias para con el autor y un mucho las consecuencias que pudieran derivarse del uso del registro asi, sin copyright ni leches.

Empieza a molestarme seriamente el uso partidista que los dirigentes del PP hacen sobre determinados personajes de nuestra historia que si bien en su momento eran destacados liberales con el paso del tiempo y la adaptación de los contextos coincidirán conmigo en que no serían, precisamente, del clan de la calle Génova. Ya pasó durante los festejos del bicentenario del 2 de mayo en Madrid, donde la miopía política y el sectarismo de la Presidenta Aguirre intentó capitalizar la gesta del pueblo madrileño aquel 1808 donde, para siempre,dejamos de ser vasallos y nos convertimos en Nación. Vamos, que cualquiera hubiera dicho que Daoiz tenía carnet con su gaviota y todo y las patillas de Velarde eran el elemento estético distintivo como chavalillo de las Nuevas Generaciones del PP que era la criatura. Venga hombre.

Al final pasó lo que pasó, a los heroes de Monteleón se les honró, como siempre, en la Academia de Artilleria y el pueblo madrileño a su manera recordó el dia en que los mamelucos, dragones e infantes de la Grand Armée del petit cabrón se enteraron de lo que es que te pongan mirando pa la Puerta de Alcalá y de lo peligroso que llega a ser un español con una navaja y toda la mala leche milenaria que nos caracteriza.

Puede que luego la cosa se torciera y que la guerra de independencia solo sirviera para entronar a un déspota que abolió la misma Constitución que le otorgó una Corona que no se merecía por indigno del pueblo que representaba, igual de cierto e indigno que el mismo pueblo lo coronó al grito de vivan las cadenas, pero aquel dia, aquel 2 de mayo y su dia 3 con sus fusilamientos en los gerónimos, en las calles de Madrid de eso no hubo. Ese dia allí había chusma de los bajos fondos y población venida a menos por la crisis económica que azotaba al pais. Gente como la que hoy protestamos en la calle contra unos recortes sociales injustos y de muy poquita verguenza, como dice mi tía Encarni.

**Ni Esperanza Aguirre es la heredera de aquellos madrileños, ni el Partido Popular lo es de tantos otros liberales que en el S XIX y XX intentaron regenerar España. A Rajoy le falta tanto una Mariana Pineda como le sobran Andreas Fabras. ** El PP no es, no puede ser, por praxis política, el heredero natural del Capitán Torrijos y sus hombres fusilados en las playas de Málaga en 1831. Lo siento, pero no cuela. Falta pueblo en las filas populares y sobra oligarquía.

Rajoy intentaba a base de parafrasear a Ortega robar algo de la esencia del filosofo, escamotear una parte de su alma que al gallego le falta y a Ortega le sobraba. Debilidad por el Pueblo español, por sus contradicciones, sus virtudes y sus males, su pecado original y su particular sentido de enfrentar la adversidad. Su horrible amor a las cadenas y su innegociable rebeldia cuando toca. Esa pasión de Pueblo , con mayusculas, es lo que intentaba robarle Rajoy a Ortega , robar y con ello ocultar el que es el mayor de sus defectos. Su profundo desprecio por ese mismo Pueblo.

Rajoy es un político muy inteligente, no me verán menospreciarlo nunca, pero en esta situación se está demostrando también bastante cobarde, y en su cobradia deslegitima su presidencia. Asi de simple.

Se oculta tras comparecencias de prensa sin posibilidad de preguntas por parte de la prensa; se oculta tras los anti disturbios ante las protestas; Se oculta en su mayoria parlamentaria de debates que le puedan sacar mal parado; Se oculta en partidos de la selección y entregas de códices calixtinos con tal de desviar la atención de lo importante para que recaiga en lo superfluo; Se oculta trás el Rey en el Consejo de Ministros donde aprueba los recortes.

Se oculta. Ese es su talón de Aquiles. Su “Error Berenguer” . Cuando Ortega escribió el famoso artículo lo hizo desde el planteamiento de una alternativa real de gobierno al desgobierno en que la Monarquía junto a Primo de Ribera, y Berenguer después situaron al país. La regeneración nacional solo podía venir de la reformulación de las estructuras políticas, económicas y sociales. Y concretando aun más el pensamiento orteguiano, esa regeneración se concretaba en una República que pusiera freno a la crisis económica y de identidad en que estaba sumida España. Que resolviera los problemas de los ciudadanos y ciudadanas, eliminando el sufrimiento, la incultura y el desempleo de la ecuación centenaria que regía, y rige, nuestros destinos como país.

Por eso creo que Ortega y Gasset quizás hubiera elevado un artículo de protesta ante la situación que atravesamos y que , parafraseando al parafraseado, bien podría haberse titulado ” El error Rajoy”, porque entre Rajoy y Berenguer tampoco dista mucho, pero entre Rajoy y Ortega dista un océano,por más que no lo pretenda. Rajoy es más Berenguer, es más un Antonio Maura versión 2.0 que aquel al que le roba la palabra. Rajoy es Régimen como lo fue Alfonso XIII y su valido Berenguer, mientras que Ortega es cambio, regeneración,Pueblo y Libertad.

Y libertad es todo lo contrario a Régimen.

Puestos a parafrasear a Ortega hagamoslo como merecen los tiempos, con el impetu y la valentía del que en pleno Régimen Alfonsino se atrevió a levantar la voz, y hagamoslo con el mismo impetu renovador y transformador en pleno Régimen Juancarlista.

DELENDA EST MONARCHIA. Ortega y Gasset